La Verdad de Detrás de los Arcontes y la Manipulación De la Humanidad

Quien quiera comprender el estado actual de la humanidad y de la tierra debe hacer retroceder la rueda del tiempo hasta el comienzo de la creación. ¿Aquí encontramos el secreto de la humanidad? Si retrocedemos miles de años a tras nos encontramos con Jesús. Quien aparentemente enseño a sus discípulos conocimientos ocultos, ya que estaban prohibidos hasta ese momento. Y sobre los arcontes quienes juegan un papel muy importante en toda la humanidad. La Verdad de Detrás de los Arcontes y la Manipulación De la Humanidad

Hasta el día de hoy, este conocimiento se mantiene en secreto porque podría destruir muchos capítulos de la historia. ¿Está la humanidad realmente controlada por un poder oculto ante nuestro conocimiento? ¿A caso los arcontes son manipuladores de la humanidad? acaso ellos se esconden detrás de la corriente ovnis que esta resonando en toda la tierra.

Quien es Jesús Realmente

Los cristianos lo describen como el Mesías, en los escritos gnósticos se le llama el «Maestro de Sabiduría». Pero el misterio detrás de Jesús parece ser mucho mayor en verdad. Aparentemente, Jesús tenía muchos conocimientos secretos, y sobre todo peligrosos para la humanidad. Mismo que nació con el don de poseer dichos conocimientos ya que todos sabemos que su procedencia no era de este mundo. Muchos de estos conocimientos Jesús no se los oculto a sus discípulos, más bien se los revelo. Por ejemplo, se dice que enseñó que el mundo material es una prisión y que fue creado por un Dios benevolente, pero que fuerzas oscuras cambiaron la trayectoria de nuestro destino.

Jesús alerto el mundo de los arcontes manipuladores de la humanidad. La Verdad de Detrás de los Arcontes y la Manipulación De la Humanidad

Jesús también sabía que la humanidad ha estado cautiva en una matriz de opresión y esclavitud desde el principio. Al menos eso es lo que se supone que surge del «Primer Apocalipsis de Santiago». En el que Jesús sermonea a su hermano Santiago sobre todos estos hechos incómodos y también revela que nuestro mundo está constantemente custodiado por demonios. Los arcontes, que guían el camino de las almas entre el mundo material y el bloqueo de la otra vida, resultando en que el alma del hombre sea aprisionada en un ciclo eterno de sufrimiento.

Este conocimiento es divulgado por muchas de las principales religiones hasta el día de hoy. Muy pocas personas saben que se dice que Jesús trató de salvarnos del poder de los arcontes a través de su sufrimiento. Los Arcontes se conocen como los «Guardianes» o los «Señores del Mundo».

Hipóstasis de los Arcontes

Según los escritos históricos, los Arcontes son los divinos creadores del cosmos, los servidores del Demiurgo. El Dios Creador, se interpuso entre la raza humana y un Dios trascendente que solo podía volverse divino a través del conocimiento de la verdadera naturaleza del hombre. En el Antiguo Testamento, los arcontes se representan como ángeles caídos y demonios. Que pretenden apoderarse del mundo de lo increado, del mundo del espíritu, para someterlo al mundo de lo creado.

Los Arcontes Manipuladores de la realidad. La Verdad de Detrás de los Arcontes y la Manipulación De la Humanidad

«Este es un relato mitológico del origen y la naturaleza de las fuerzas arcónticas que habitan los cielos entre la Tierra y Ogdoad, y cómo estos eventos afectan el destino de la humanidad».

Pero, ¿cómo debería uno imaginar a los arcontes, qué tipo de seres son? Existen diferentes opiniones sobre este tema, al igual que con todos los temas espirituales. Por supuesto, no hay evidencias para ninguna de estas teorías. Porque los arcontes son una cosa en primer lugar: son seres invisibles, seres espirituales, por así decirlo, que no puedes ver, sentir ni oír. Entonces son entidades invisibles. Lo cual, por supuesto, no significa necesariamente que no existan, a pesar que de que no existan evidencias de ellos. Después de todo, Dios y el mal también son invisible y existen.

Los Arcontes como una segunda alma en el cuerpo.

Quizás uno debería pensar en los Arcontes como una especie de segunda alma en el cuerpo de una persona. Lo que en muchos sentidos podría explicar la personalidad de muchas personas. En este caso, eso significa que esta segunda alma puede influir en las acciones y acciones de una persona sin que esta pueda defenderse de ella.

Esto bien podría explicar muchos trastornos mentales. El clásico de Hollywood Dr. Jekyll and Mr. Hyde describe esta condición de una manera impresionante y emocionante. Según la cosmología gnóstica, los Arcontes surgieron en una etapa anterior del sistema solar, antes de la formación de la tierra. De hecho, los Arcontes pueden describirse como espíritus parásitos, una energía claramente negativa que se alimenta de los miedos, el dolor y el sufrimiento de las personas. Una forma de energía que ocupa el cuerpo humano como una fuerza alienígena, tomando el control de vez en cuando y haciendo que el anfitrión parezca un ser sin mente.

Los arcontes seres oscuros pueden manipularte a su antojo y voluntad. La Verdad de Detrás de los Arcontes y la Manipulación De la Humanidad

Si miramos el estado de la tierra desde tiempos inmemoriales podemos tener un punto de vista diferente. Todas las guerras y la pobreza creada artificialmente en conexión con los miedos existenciales de millones de personas serían un regalo del cielo para estos seres energéticos. En la ciencia ortodoxa, por supuesto, no se habla de esto. En última instancia, aquí sólo se considera existente lo que el hombre puede percibir con sus sentidos. Y lo que puede ver, a lo que le puede dar forma. Por ejemplo, se dice que el fenómeno ovnis es creado por esta raza legendaria para confundir la humanidad, en especial los grises de quien se tiene pleno conocimiento.

Somos La Única Raza en la tierra que no es Libre

Si ahora visualizamos la situación en la tierra, vemos muy claramente que el hombre sigue siendo actualmente el único ser vivo en la tierra que no es realmente libre. Sino que está literalmente cautivo en una matriz creada artificialmente desde el exterior. Es decir, como esclavo. Así que Jesús no se equivocó si realmente dijo esto a Santiago y sus discípulos.

Cuál fue el objetivo de la creación? O tal vez no podría ser el caso de que los humanos sean una especie de inteligencia creada artificialmente oh manipulada. Es decir, creada conscientemente como seres que trabajan. En este caso, el ser humano sería algo así como un robot de carne y hueso. Ya que somos los únicos creado con la habilidad de trabajar

Somos Esclavos Animales con rasgos divinos

Partamos del hecho de que el hombre es parte de un plan de los arcontes, entonces ellos no trabajaban solos. Sino que tenían ayudantes que perseguían los mismos intereses. Aquí se podría decir que la historia tomaría otro rumbo, ya que de ser así guardarían mucha similitud con los Anunnakis. En cierto modo, eran los padres de todo: El espíritu virgen invisible, por así decirlo. Según los antiguos textos sumerios los Annunaki son nuestros ancestros reales. Todavía se pueden encontrar pruebas de esto talladas en piedra en tablillas de arcilla antiguas, pero aún se mantienen bajo llave.

Según la tradición sumeria, los Anunnaki eran una familia de dioses que viajaban a la tierra en naves espaciales, las cuales también fueron descritas en la Biblia. Pronto crearon trabajadores con rasgos divinos y poderes animales. Esclavos que cultivaban y trabajaban en las minas de oro. Incluso puedes leer algunos escritos parecidos en la Biblia: Génesis 2:5b y 2:11-12. La Biblia menciona el nombre de Dios, pero en los escritos sumerios se refieren a los anunnakis. Los cuales crearon esclavos para hacer todo tipo de trabajo en la tierra. Para la mayoría de la población mundial, la vida en la tierra sigue siendo una lucha diaria por la supervivencia que se mantiene conscientemente.

¿Jesús quería poner fin a esta actividad o esclavitud en su tiempo y, por lo tanto, tuvo que morir como mártir?. Muchos profetas anuncian el regreso de Jesús y el comienzo de una nueva era. Si crees en esta profecía, aparentemente esta era ya ha amanecido.

Deja una respuesta