El campo magnético de la Tierra podría estar cambiando 100 veces más rápido

  • Categoría de la entrada:CIENCIA
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Los pilotos saben desde hace mucho tiempo que el Polo Norte ya no está donde debería estar. Los científicos hablan de un cambio de polos que tuvo lugar por última vez hace unos 700.000 años. Los datos actuales muestran que ya estamos nuevamente en el medio, pero cuando realmente es ese momento. Los aviones se estrellan, las ballenas quedan varadas, los terremotos y los maremotos aumentan: Todas estas pistas son preocupantes para los científicos. El campo magnético de la Tierra podría estar cambiando 100 veces más rápido

Cambio de polos: ¡El campo magnético de la Tierra podría estar cambiando 100 veces más rápido

Según las mediciones satelitales, la fuerza del campo magnético terrestre ha disminuido un 1,7 por ciento en todo el mundo. Hecho que se ha dado desde finales de la década de 1970, diez veces más de lo esperado. Sin embargo, los investigadores señalan que este proceso en su conjunto ha estado ocurriendo durante mucho más tiempo. Porque el campo magnético terrestre se ha debilitado significativamente durante más de 160 años. Es por eso que muchos investigadores advierten sobre un cambio de polos, una inversión de polos, pero nadie puede decir con certeza cuándo sucederá.

Consecuencia de la Ultima Inversión de los Polos

Según muchos expertos, un cambio de polos podría tener graves consecuencias para las personas y el medio ambiente. Porque tan pronto como el campo se inclina, la tierra tiene que pasar entre cinco y diez mil años sin un campo magnético significativo. Esto podría tener consecuencias nefastas para el clima, la tecnología de la Tierra, las personas y los animales, en particular a las tormentas solare. El hecho, es que el campo magnético de la Tierra no es estable. Otros investigadores afirman que un campo magnético terrestre débil no es necesariamente una indicación de un cambio de polos.

Sin embargo, en un estudio publicado a finales de 2005, los investigadores llegaron a la conclusión de que el polo norte magnético se ha desplazado unos once mil kilómetros desde Alaska hacia Siberia durante el último siglo. En su apogeo, el polo zigzagueaba a través de la tundra a 50 km/h por año. Space Weather News , calcula que el pico podría ser de mil kilómetros o más al año. Esta es una clara evidencia de que el campo magnético está cambiando rápidamente.

Un cambio de polos aproximadamente cada 200.000 años

En promedio, un cambio de polos ocurre cada 200 mil años. Luego, los polos norte magnético y sur magnético intercambian lugares. El último cambio de polos con la llamada inversión de Brunhes-Matuyama tuvo lugar hace unos 700 mil años y se dice que sucedió extremadamente rápido, en solo cien años.

El campo magnético de la Tierra se mueve más rápido de lo que se pensaba
El campo magnético de la Tierra se mueve más rápido de lo que se pensaba. El campo magnético de la Tierra podría estar cambiando 100 veces más rápido

Aproximadamente cada 500.000 años hay una excursión en la que el campo magnético se invierte drásticamente de la noche a la mañana durante 100 a 200 años, y luego retrocede rápidamente. La última vez que esto sucedió hace unos 40 mil años. Un hecho innegable y científicamente probado es que, desde la década de 1990, el Polo Norte se ha estado moviendo constantemente a unos treinta y cinco kilómetros al año, más rápido que nunca.

En el Atlántico Sur frente a la costa de Brasil hay una región con un campo magnético inusualmente débil. Los investigadores se refieren a ella como la «anomalía del Atlántico Sur» con un crecimiento constante. A partir de esto, los expertos calculan que un cambio de polos es inminente. Pero la teoría del cambio de polos es controvertida en los círculos especializados. En su estudio, el geólogo Andreas Nilsson de la Universidad de Lund en Suecia, llego a la conclusión de que con toda probabilidad no ocurrirá una inversión polar.

Usando hallazgos arqueológicos, depósitos volcánicos y sedimentos de aguas profundas, Nilsson y su equipo estudiaron de cerca el campo magnético terrestre y concluyeron que los artefactos son una especie de cápsula del tiempo que contienen información importante sobre el estado del campo magnético terrestre en el pasado. Usando instrumentos sensibles, los geólogos incluso pudieron reconstruir la dirección y la fuerza del campo magnético en lugares y momentos específicos

Cuando la geodinamo pierde el paso

Los investigadores no solo pudieron obtener información sobre el campo magnético, sino también sobre los procesos subyacentes en el núcleo de la Tierra que crean el campo magnético. El resultado es cualquier cosa menos preocupante. Según Nilsson: «Basándonos en la similitud con las anomalías replicadas, predecimos que es probable que la anomalía del Atlántico Sur desaparezca en los próximos trescientos años y que la Tierra no se dirige hacia un cambio de polos». El generador del campo magnético es el llamado geodínamo en el núcleo de la tierra, que consiste en gran parte en hierro líquido. Allí se forma magma caliente, que sube hasta el borde del manto terrestre.

El magma emite su calor en la parte superior, se enfría y vuelve a hundirse, al mismo tiempo que el núcleo de la tierra gira. Similar a un dínamo de bicicleta, estos movimientos superpuestos hacen que fluya una corriente en el interior brillante de la tierra; este flujo de corriente crea el campo magnético. En este caso, los físicos hablan de inducción, un proceso que se puede observar en cualquier cable portador de corriente.

Los investigadores sospechan que aparentemente cada pocos milenios hay perturbaciones en las distancias en la geodinamo, que como resultado desestabilizan el campo. Sin embargo, las verdaderas razones del actual debilitamiento del campo magnético siguen siendo un misterio, ya que la Tierra parece reacia a revelar sus secretos.

Pero, ¿cómo puede ocurrir un cambio de polos? Normalmente, la tierra tiene dos polos: los polos norte y sur. Si se perturba la geodinamo, el campo magnético se desestabiliza. Se vuelve más débil y al mismo tiempo se forman más polos magnéticos. Si la intensidad del campo disminuye aún más, es posible que se desarrolle un campo con cuatro polos, el llamado cuadrupolo. Ocho polos magnéticos también son bastante realistas.

Alto impacto en la conciencia

La disminución del campo magnético terrestre también tiene un fuerte impacto en la conciencia de las personas y los animales. El astrofísico ruso Profesor Dr. Alexander Trofimov, pudo confirmar esto basándose en un estudio en el Centro de Investigación de Novosibirsk. En un cosmobiotrón que protege la influencia del campo magnético terrestre.

Tan pronto como se rompió el campo magnético, Trofimov notó un aumento significativo en las habilidades intelectuales en cuarenta mil sujetos; a esto se agregó un proceso de rejuvenecimiento y una mayor capacidad creativa, así como un aumento en las habilidades telepáticas. Mientras que, en los animales se pudieron observar comportamientos extraños, aun no comprendido por la ciencia.

El autor y biofísico Dieter Broers cree que un cambio de polos podría ocurrir en tan solo ocho o nueve meses, tal como están las cosas. Broers también está convencido de que la disminución del campo magnético de la Tierra provocará una reorientación fundamental de la conciencia humana y de todo ser vivo en la tierra. Como resultado de los campos magnéticos terrestres debilitados, ciertas enzimas metabolizarán moléculas que expanden la mente. Tal expansión de la conciencia corresponde a una expansión de nuestra percepción, reconocemos el mundo detrás de la matriz, sobre todo nos reconocemos como un ser divino, nuestro yo. Tomando como ejemplo la alegoría de la caverna de Platón, dejaríamos la caverna que hemos visto como la única realidad.

Muchos investigadores asumen que los cambios de polos han llevado a extinciones masivas en el pasado. Sin embargo, esta teoría es inestable, a pesar de que existe evidencia real de que las inversiones polares anteriores desaparecieron abruptamente muchas especies de microorganismos que se encontraban principalmente en los océanos.

Según los investigadores, la evolución también podría haber sido influenciada por los cambios de polos. Ya que el aumento de la radiación ultravioleta en las fases débiles del campo magnético terrestre provocó mutaciones en algunos seres vivos. Es decir, cambios genéticos, que bien podrían haber contribuido a la formación de nuevas especies.

Que sucedería si el campo magnético de la tierra colapsa.

El campo magnético de la tierra protege la vida en el planeta, sirviendo como un escudo que protege los seres vivo de la radiación, además de que mantiene nuestro clima moderado. Lo que significa que si el campo magnético de la tierra llegara a desaparecer: Un mayor número de partículas solares cargadas bombardearía el planeta, poniendo las redes eléctricas y los satélites fuera de servicio y aumentando la exposición humana a niveles más altos de radiación ultravioleta. En otras palabras, la ausencia de un campo magnético tendría consecuencias problemáticas, pero no necesariamente apocalípticas, al menos a corto plazo. Esto debería consolarnos, porque desde hace más de siglo se viene debilitando.

Articulo relacionado; Porque Venus Es El Único Planeta Del Sistema Solar Que Gira Al Revés

Ahora bien, hay que entender algo: El hecho de que el campo magnético de la tierra se debilite no significa que vaya a desaparecer, al menos no durante miles de millones de años. La Tierra debe su campo magnético a su núcleo exterior fundido, que está hecho principalmente de una enorme masa de hierro del tamaño de la luna y tan caliente como la propia superficie del sol (entre 5,000oC y 7,200oC). Y este mismo núcleo externo agitado es impulsado por la convección del calor liberado a medida que el núcleo interno crece y se solidifica, dijo John Tarduno, geofísico de la Universidad de Rochester. Además, no existe registro histórico de haber desaparecido, pero sí de haber cambiado. Ya que, de no existir, tampoco existiera vida en la tierra. Ya que no estamos hablando de un clima, estamos hablando de un evento planetario

Deja una respuesta